viernes, 23 de marzo de 2018

SOBRAN PALABRAS, FALTAN MANOS

Cuando ya has dicho todo lo que podías decir y te duele el alma y el cuerpo y se te rompe la voz y ves que la otra parte sigue sin entender sólo queda pasar a la acción... acción con cabeza, corazón y manos.
Manos de trabajadores que en definitiva son quienes, con su buen hacer, permiten que el espectáculo pueda continuar. 
Gracias a estos compañeros se levanta el telón y, donde había un escenario desnudo, construyen y dan luz a un espacio  al que los artistas darán vida.
Estas manos tienen 34 años de oficio: 32 de Tramoyista y 2 de Jefe de Maquinaria, 2 años que deberían haber sido de reconocimiento hacia la veteranía pero han sido los 2 años más difíciles y amargos.
¿Así va a terminar su vida laboral? NO, no se puede tolerar, vayan desde estas líneas toda la admiración y todo el respeto,  mucho respeto inspirado por la imagen de unas manos trabajadas que han contribuido durante todos estos años a crear la magia del teatro.
Esta es una realidad pero hay 11 realidades más, 11 compañeros más de escenario que merecen que nos unamos a ellos en las concentraciones de los miércoles de 13 a 14 horas en la entrada de público del Teatro Principal. 
Os necesitamos!
Begoña Villar 
Presidenta del Comité de empresa del PMAEI


GRACIAS:
A Pascual Loriente,  que sin pretender enseñarme nada me ha dado una lección de vida. 
A Carlos Freire, que ilumina el escenario e hizo esta foto y muchas más
A Naiche Sancho, que construye escenarios y pancartas
A Chema Laurenti, que siempre ha iluminado y ha sido maestro
Compañeros, mis manos no sirven para iluminar, ni para construir pero sí para portar pancartas con cabeza y corazón, un corazón fraternal y libertario 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.